Cada vez son más las ocasiones en las que la arquitectura recurre al uso de falsos techos para crear espacios más creativos, diferentes y que responden a los gustos  (muchas veces) personalizados y cada vez más exigentes del cliente.

En nuestro mundo de paneles de aislamiento, el uso de falsos techos también está en auge, pero al contrario que en arquitectura, su valor y función no es tanto estético sino funcional.

«Desde Metalpanel, donde nuestros productos específicos de falsos techos van dedicados principalmente al tema agrícola, la importancia del tema estético que se pueda buscar desde un punto de vista referente a la arquitectura prácticamente es irrelevante. Por el contrario, la función que cumplen estos materiales es fundamental desde el punto de vista constructivo y de aislamiento… No así los paneles de lana de roca acústicos apropiados para sectorización, falsos techos, etc. Este producto si que aporta importantes ventajas para la edificación y acabado de edificios», – explica José Huertas Cruzado, Director Comercial Metalpanel.

Los beneficios principales de nuestros paneles para falsos techos son la capacidad aislante de los mismos, contribuyendo a mantener temperaturas óptimas en los diferentes espacios, así como al ahorro económico que eso supone al evitar tener que conseguir ambientes confortables mediante medios artificiales.

Al mismo tiempo, en Metalpanel también disponemos de paneles fabricados con núcleo de lana de roca y acabado microperforado, ideales para ambientes con alta contaminación acústica, y que al ser fonoabsorbentes contribuyen a minimizar es exceso de ruido dentro de espacios cerrados.

Es evidente que dentro de otro tipo de edificios como pueden ser hospitales, auditorios, residencias, etc es imprescindible el uso de estos materiales, sobre todo por sus ventajas tanto en confort acústico como también aislantes. Estos paneles se utilizan tanto en obra nueva como en rehabilitación y reforma ya que por su modulación y versatilidad se adaptan fácilmente a todo tipo de obras.

Nuestros paneles se adaptarían más a entornos industriales y también deportivos, tales como granjas avícolas, polideportivos, salas de motores en edificios de viviendas, garajes, barreras acústicas para carreteras, etc. Como fabricantes no intervenimos directamente en la instalación de estos materiales, normalmente estos trabajos los llevan a cabo profesionales dedicados al montaje e instalación de cerramientos y techos. Independientemente del tipo de instalación que estos lleven, es evidente que cuanto mejor y de mas calidad sea el producto, mejor será la instalación del mismo, así como su acabado final.

En Metalpanel aplicamos los más estrictos controles de calidad a nuestros paneles, asegurando así un producto de altísima calidad tanto a nivel funcional como en acabados estéticos.

Actualmente, en el mercado español sigue primando el precio para conseguir productos mas económicos, sobre la elección de materiales con mas calidad. Pero  poco a poco esta tendencia va cambiando y nos acercamos más a tendencias de otros países donde se prima la calidad sobre el precio, por ejemplo, Francia o Alemania.

Además, cada vez la inversión en mejores medios técnicos y fábricas más competitivas como es el caso de Metalpanel, hacen que esta tendencia vaya cambiando y es posible que en los próximos dos años estemos en estándares de calidad iguales o superiores a otros productos europeos